Fauna y Flora de Jaén

En cuanto a los animales que viven en la provincia de Jaén pueden mencionarse: águilas, halcones, cigueñas, garzas, salamandras, lagartijas, lagarto ocelado, cabras, lince ibérico, buitre leonado y negro, jabalíes, ciervos, meloncillos, perdices, lobos, gato montes, ardillas, tejón. Puede verse en el parque una especie única de mariposa llamada “mariposa de Graells”. El Parque Sierra de Cazorla es sin dudas el mejor lugar de Jaén para observar la variada flora y fauna de la zona. Recordamos que no sólo es el parque natural más extenso de España, sino uno de los más grandes del mundo. A pesar de que es un área protegida, la acción del hombre en la región ha modificado algunos hábitats naturales de animales. En la ciudad de Cazorla existe un centro especializado de especies amenazadas, allí funciona también la fundación Quebrantahuesos. Estas asociaciones buscan concientizar sobre las problemáticas naturales y realizan regularmente charlas y cursos de capacitación. Funciona también una biblioteca virtual sobre temas de medioambiente. En el centro especializado funciona una exposición permanente sobre especies amenazadas. Lamentablemente, uno de los animales extinguido es el lobo andaluz. Entre los reptiles pueden observarse: la lagartija de Valverde, barbos, nutrias, y ánades. En la zona de las sierras de Cazorla hay catalogadas más de mil trescientas especies vegetales, algunas autóctonas entre las que se cuentan plantas carnívoras, por lo que investigadores internacionales acuden frecuentemente al parque con fines de investigación científica. Toda la zona de la sierra esta caracterizado por la diversidad de los suelos y por las grandes diferencias térmicas debido a la altitud, esto posibilita la existencia de tan variada fauna y flora. Abundan los bosques de coníferas. La expansión de la industria naval en la zona, especialmente durante el siglo XVIII, redujo las zonas de bosques. Sin embargo, pueden encontrar robles, olivos de fuentebuena, encinas, arce, enebro, violeta de Cazorla, agracejos, pinos, salineros, fresnos. Desde que se creo el Parque Natural, se está estimulando la plantación de especies autóctonas, especialmente en zonas que han sido muy perjudicadas por incendios. Parque Natural Sierra De la Cazorla, Segura y Las Villas: quien no conoce esta maravilla natural no conoce Jaén. A través de los cerros de Úbeda se llega a Cazorla. La UNESCO ha considerado este parque como Reserva de la Biosfera. El Parque esta ubicado sobre el cauce del río Guadalquivir. Para tener una idea de la extensión e importancia de este parque basta decir que abarca veintitrés municipios de Jaén (Chilluevar, La Iruela, Peal de Becerro, Huesa, Hinojares, Santo Tomé, Quesada, Pozo Alcón, Cazorla, Beas de Segura, Benatae, Genave, Hornos de Segura, Orcera, Segura de la Sierra, Siles, Torres de Albánchez, La Puerta de Segura y Santiago-Pontones, Sorihuela de Guadalimar, Villacarrillo , Villanueva del Arzobispo e Iznatoraf) y tres comarcas (Cazorla, Segura y las Villas) . La extensión de esta maravilla natural es de 214.000 hectáreas. Las montañas que rodean el parque alcanzan una altura de más de dos mil metros. La cuenca del río Guadalquivir es el corazón del Parque Natural. Las sierras que enmarcan el parque limitan con Albacete y Granada. Las sierras cambian de altura abruptamente marcando un paisaje inolvidable. También es destacable en el paisaje la cantidad de embalses (la Bolera, la Vieja, El tranco, las Anchuricas y Laguna de Valdeazores), valles y altiplanos. Este majestuoso parque está formado por cuatro sierras principales: Sierra de Cazorla, sierra de La villas, sierras de El Pozo y Sierras de Segura. Predominas los terrenos empinados, arroyos y valles profundos. Estas particularidades hacen que dentro del parque el clima pueda cambiar de un momento a otro o de una zona a otra, siendo principalmente el clima húmedo. Dentro del parque puede visitarse el Museo Alto Guadalquivir ubicado en el Castillo de Yedra y también el Museo etnográfico. Depende la época del año en que se lo visite se apreciarán diferentes virtudes del Parque: es en primavera donde muestra su mayor esplendor en las flores y la flora en general y en los ríos pueden apreciarse los deshielos formando espectaculares cascadas entre las que se destacan: la de la cuna y los órganos. El verano en el parque se manifiesta con temperaturas muy altas durante el día y noches más frescas lo que permite poder darse unos chapuzones en los ríos y dejar las actividades de senderismo para cuando empieza a caer el sol. Las riqueza tanto en la flora y la fauna es inestimable. Por las noches, puede observarse una especie de mariposa única en el mundo y en peligro de extinción: la Isabellae. También pueden verse ardillas autóctonas. Dentro del parque hay muchas zonas gratuitas para acampar, además cuenta con servicio de baños, agua potable y vigilancia las veinticuatro horas. Además, dentro del valle pueden encontrarse dos refugios de montaña que se utilizan mucho durante la época invernal. El Parque cuenta también con una zona especial para campamentos juveniles. A unos metros de la entrada del parque se encuentra el magnífico Mirador de las Palomas. A diecisiete kilómetros de la ciudad de Cazorla se encuentra la Torre del Vinagre, que es un lugar pensado especialmente para los turistas. Hay mapas de la zona y varias exposiciones de fotos y videos sobre la naturaleza de la zona. También puede apreciarse un jardín botánico y un centro de ventas de artesanías y recuerdos. Además existe para el visitante un Museo de Caza, donde pueden verse colecciones de desmogues y trofeos y se brindan charlas sobre la caza permitida en el parque. También a unos pocos kilómetros se encuentra el Parque Collado del Almendral donde puede verse muchos animales en su estado natural. Debido a que el Parque Natural de Cazorla es un bien natural que se debe cuidar al extremo por lo que significa para el país y para la ecología mundial, es que se ha creado una fundación para cuidar y estudiar la naturaleza. La Red Natura ha declarado al Parque como Lugar de Interés comunitario. Como dato importante para los amantes de la fotografía, todos los años se organiza un concurso de fotografía denominado “Enfoca la Sierra”, está promovido por la Asociación para el Desarrollo rural de la Sierra Segura. Cada autor (no es necesario que sean fotógrafos profesionales) puede presentar tres trabajos. Se valora la visión estética y también el impulso para promover, conocer y proteger el patrimonio natural y cultural de las Sierras de Segura. Despeñaperros Es un parque ubicado pertenece al municipio de Santa Elena y su extensión se calcula en 7000 hectáreas. Su nombre remonta a la histórica batalla de Navas de Tolosa. Se recomienda visitar El Estanque y los parajes “los órganos” donde el visitante se sorprenderá ante las paredes naturales verticales, las correderas y el salto del Fraile. El parque está atravesado por el río Despeñaperros formando varios arroyos que forman un hermoso paisaje. Este es un lugar ideal para acampar aunque también puede acamparse dentro del Parque La Cazorla. El lugar también tiene una gran importancia histórica ya que se han encontrado pinturas rupestres que pueden visitarse en la “cuevas de las vacas”. Además, puede visitarse la Cueva de los muñecos, un santuario al que se llega a través de un interesante circuito para recorrer caminando. El sendero es de una dificultad media, ya que tiene complicadas bajadas gracias a las pendientes abruptas propias de la zona. En el camino hay además varias pozas. La presencia de un hermoso manantial es el indicio de que estamos arribando al santuario Cueva de los Muñecos. Se recomienda ir en una excursión guiada para escuchar la interesante historia del santuario a medida que se va caminando. También puede observarse una extraña pintura rupestre llamada “el ciervo lanzado a la carrera”. Puede seguirse por el sendero y ascender al cerro del castillo desde donde se ve una hermosa vista panorámica del Parque. Parque Natural de Andujar: está ubicado al noroeste de la provincia de Jaén, en la Sierra Morena. Se permite cazar (ciervos, jabalíes, corzos, muflones) y pescar y es un lugar apropiado para practicar deportes acuáticos. La zona está atravesada por ríos intermitentes y rodeada de montañas de diferentes alturas. El parque incluye a los municipios de Baños de Encina, Marmolejo, Villanueva de la reina y Andujar. Las variedades de altitud componen un paisaje imperdible. La superficie es de más de sesenta mil hectáreas. Se recomienda visitar los embalses de Encinarejo y Jándula. Se destacan los bosquecillos de pinos y encinas. También son importantes y codiciadas las diversas especies de setas que hay en el parque. Entre las aves, es común ver sobrevolar: al carbonero y al pito real. Son imperdibles las zonas donde se hallaron pinturas rupestres como el Barranco del Bu y Las Jaras. Dentro del área cultural del parque se recomienda la visita al Santuario Nuestra Señora de la cabeza, desde donde puede observarse una hermosa vista panorámica de la ciudad. También es interesante conocer el puente romano sobre el río Guadalquivir.